Problemas y soluciones quirúrgicas

Diferentes tipos de problemas nasales requieren diferentes técnicas quirúrgicas.

A veces, la cirugía es la mejor solución. Dominamos las técnicas indicadas para corregir diferentes problemas:

  1. Problemas del tabique nasal

    El tabique nasal separa las dos fosas nasales. Las alteraciones en la forma y el crecimiento del tabique pueden dificultar la respiración por la nariz, crear dolor en la cara y la cabeza, generar sensación de sequedad en la nariz, alterar la mucosidad y favorecer el sangrado nasal.

    La septoplastia es una técnica quirúrgica que permite corregir una deformidad en el tabique nasal, o reconstruirlo. Puede practicarse juntamente con otros tipos de cirugía y con la cirugía estética nasal (rinoplastia).

    La intervención dura entre 15 y 45 minutos en quirófano.

    Se puede hacer con anestesia general, anestesia local y sedación, o solamente anestesia local, según cada caso.

    Toda operación rinológica requiere una preparación preoperatoria y un tiempo de recuperación.

  2. Problemas de la válvula nasal

    La válvula nasal tiene un rol fundamental en la resistencia y la transformación del aire para que llegue a los pulmones en buenas condiciones. Si hay anomalías en las estructuras óseas y cartilaginosas o en los revestimientos cutáneos y mucosos de la válvula, la respiración queda resentida.

    Con la cirugía de válvula restablecemos la anatomía normal de la válvula y aumentamos el flujo de aire para obtener una buena respiración.

    La intervención dura aproximadamente 15 minutos en quirófano.

    Se puede hacer con anestesia general, anestesia local y sedación, o únicamente anestesia local, según cada caso.

    Toda operación rinológica requiere una preparación preoperatoria y un tiempo de recuperación.

  3. Problemas de cornetes

    Los cornetes facilitan la limpieza, el calentamiento y la humidificación del aire que inspiramos. Si el volumen de los cornetes no es el adecuado, estas funciones pueden alterarse y provocar dificultades para respirar, dolores en la cara y la cabeza, sensación de sequedad nasal o mucosidad nasal espesa persistente. Un problema de cornetes puede propiciar la respiración por la boca, y provocar otros síntomas como:

    • sequedad de boca
    • ronquidos y apneas
    • faringitis
    • espesamiento de secreciones de garganta
    • dolor de cabeza y migrañas
    • sinusitis

    Con la cirugía de cornetes se corrigen o extirpan elementos patológicos de los cornetes. Según la magnitud del problema, la intervención se puede hacer de forma ambulatoria en el quirófano o en la misma consulta utilizando la técnica de radiofrecuencia o láser.

    La intervención dura aproximadamente 15 minutos en quirófano.

    Se puede hacer con anestesia general, anestesia local y sedación, o únicamente anestesia local, según cada caso.

    Toda operación rinológica requiere una preparación preoperatoria y un tiempo de recuperación.

  4. Problemas de senos y enfermedades relacionadas

    Algunos problemas de senos y enfermedades relacionadas (como alergias o hipersensibilidades) pueden resolverse o minimizarse combinando una intervención quirúrgica con un tratamiento de fondo.

    La cirugía endoscópica nasosinusal agrupa diferentes técnicas para reparar anomalías que alteren las funciones de la nariz.

    La intervención dura entre 30 minutos y 2 horas en quirófano, dependiendo de la severidad de cada caso.

    Se puede hacer con anestesia general, anestesia local y sedación, o únicamente anestesia local, según cada caso.

    Toda operación rinológica requiere una preparación preoperatoria y un tiempo de recuperación.

  5. Problemas de adenoides (vegetaciones)

    Cuando un problema de adenoides (vegetaciones) genera infecciones repetidas en la garganta o el oído, o provoca una obstrucción respiratoria significativa, puede ser recomendable operar.

    La adenoidectomía es la técnica quirúrgica para extirpar los adenoides.

    Se hace con anestesia general y, como toda operación rinológica, requiere una preparación preoperatoria y un tiempo de recuperación.

    La intervención dura aproximadamente 15 minutos en quirófano.

En la Clínica Rinològica estará en muy buenas manos. Si necesita más información, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Le atendremos con mucho gusto.

Si quiere, puede solicitar cita online.