Rinitis, sinusitis y pólipos

La rinitis, la sinusitis y los pólipos nasales generan incomodidad y problemas de salud graves. En la Clínica Rinològica sabemos identificar el origen y aplicar el tratamiento más adecuado en cada caso.

La rinitis es la inflamación de la mucosa nasal y de los cornetes. Los cornetes son un engrosamiento de la mucosa que sirven para calentar el aire y modular las resistencias a su paso. La sinusitis es la inflamación de la mucosa del seno. Cuando una persona sufre rinitis y sinusitis al mismo tiempo hablamos de rinosinusitis.

Los pólipos nasales son la manifestación exagerada de la rinitis o la sinusitis, o de ambas cosas.

  1. ¿Reconoce alguno de estos síntomas?

    Es posible que tenga rinitis, sinusitis o pólipos nasales si:

    • se le tapa la nariz a menudo
    • estornuda con frecuencia y sin causa aparentemente justificada
    • tiene picor en la mucosa nasal
    • tiene episodios frecuentes de congestión, goteo nasal (rinorrea) o mocos
    • se constipa a menudo y tiene dolor de cabeza
    • tiene sequedad faríngea, tos o síntomas oculares
    • le cuesta dormir
    • sufre alteraciones del olfato o el gusto
    • tiene fiebre persistente que no reacciona al tratamiento habitual
    • nota cambios de carácter después de sufrir alguno de estos síntomas

    Como estos síntomas se parecen mucho a los de un resfriado o un proceso alérgico, mucha gente no les presta la atención necesaria. Es importante que se consulte a un médico para que determine las causas de los síntomas y defina el tratamiento más apropiado.

  2. ¿Cuáles son las consecuencias de la rinitis, la sinusitis y los pólipos nasales?

    Si no se tratan adecuadamente, la rinosinusitis y los pólipos nasales generan problemas de salud y sociales que pueden llegar a ser graves.

    • Disminución de la calidad de vida

    La rinitis, la sinusitis y los pólipos nasales afectan de forma significativa la vida de las personas, provocando:

    • infecciones de repetición
    • malestar general: cansancio, fatiga, irritabilidad y cambios de humor
    • problemas de olfato y gusto
    • disminución del rendimiento académico y/o laboral
    • obstrucción nasal
    • dolor de cabeza
    • bajas laborales
    • Complicaciones craneales

    La sinusitis puede causar infección en algunas venas (tromboflebitis) y en los huesos del cráneo (osteomielitis).

    También puede causar abscesos cerebrales, meningitis, empiemas subdurales, trombosis del seno cavernoso y trombosis del seno lateral.

  3. ¿Qué causa la rinitis, la sinusitis y los pólipos nasales?

    Las causas de la rinitis, la sinusitis y los pólipos nasales pueden ser múltiples:

    • alergia a contaminantes o a alérgenos (ácaros, animales domésticos, polen)
    • infecciones por virus (resfriado común) y bacterias. Más raramente, también infecciones por hongos y parásitos o enfermedades infecciosas como la sífilis y la tuberculosis.
    • desviación del tabique nasal u otras anomalías anatómicas
    • irritación debida a olores intensos (perfumes, disolventes, lejía, substancias químicas, etc.), a irritantes (humo del tabaco, polvo, contaminación) a cambios de temperatura y humedad o a estímulos lumínicos, entre otros.
    • cambios hormonales: frecuentes en el embarazo, también pueden haber casos en la pubertad, en el hipertiroidismo y en la acromegalia.
    • cambios emocionales y estrés
    • uso de ciertos medicamentos (reserpina, guaneidina, metildopa, antidepresivos, betabloqueantes, clorpromazina, anticonceptivos, AINES y aspirina) El abuso de descongestionantes tópicos nasales puede provocar una obstrucción nasal de rebote.
    • envejecimiento: con la edad, los cambios fisiológicos de las mucosas nasales pueden convertir la rinitis en un problema crónico
    • genética

    Un paciente puede presentar una o diversas causas.

  4. ¿Qué podemos hacer por usted?

    Podemos diagnosticar cuidadosamente su problema, y encontrar la mejor solución.

    Como unos mismos síntomas pueden tener causas diversas, es muy importante discriminar la patología exacta en cada caso. Para conseguir un diagnóstico preciso estudiamos con mucho detalle su caso y realizamos las pruebas más adecuadas entre la amplia gama de posibilidades.

    Estudiaremos su caso de forma global. En la Clínica Rinològica seguimos unos protocolos que incluyen diferentes especialidades médicas (otorrinolaringología, neumología y alergología) para tener una visión completa del problema estudiando toda la vía área.

    Una vez claro el diagnóstico, le plantearemos el tratamiento más adecuado para su caso. La solución puede implicar:

      • tratamiento de todas las causas que provocan los síntomas
      • tratamiento farmacológico de acuerdo con la sintomatología del paciente
      • un cambio de hábitos:
        • evitar el consumo de alcohol y/o tabaco
        • evitar el alergeno causante de la rinitis o sinusitis
        • reducir el estrés
      • inmunoterapia específica (vacunas)
      • cirugía
      • terapias complementarias: tratamiento dietético y homeopático; acupuntura; tratamiento del equilibro de las emociones.
      • talleres y programas específicos

Si tiene cualquier duda, póngase en contacto con nosotros. Le atenderemos con mucho gusto.

¿Quiere solicitar una cita?