La operación

Hacemos todas las operaciones de nariz siguiendo unos protocolos de calidad y seguridad rigurosos, desde el preoperatorio hasta el alta médica.
  1. El preoperatorio

    Antes de una operación de nariz se debe comprobar el estado de salud general de la persona. Las pruebas preoperatorias pueden variar en función de cada paciente, pero generalmente son las siguientes:

    • analítica de sangre
    • radiografía de tórax
    • electrocardiograma

    En la visita preoperatoria, el cirujano evaluará los resultados de las pruebas y le resolverá todas las dudas o inquietudes que usted tenga. La comunicación entre médico y paciente es fundamental en todo momento. Este mismo día le informaremos detalladamente de la hora de ingreso y de la documentación que necesita, para que no se tenga que preocupar por nada. También le daremos el consentimiento informado para que lo firme.

    En caso de que sea necesario, en el período preoperatorio utilizaremos terapias complementarias para que goce del máximo bienestar antes y durante la operación, y para mejorar los resultados postoperatorios. El uso de estas terapias dentro del marco de la Medicina Integrativa ayuda a disminuir la inflamación y el dolor, y a reducir el tiempo de recuperación y el riesgo de hemorragias.

  2. La operación

    Las operaciones de nariz se realizan bajo anestesia local o general. La duración depende de cada caso y tipo de cirugía, y puede oscilar entre 15 minutos y 3 horas.

    Operamos en un entorno confortable y de alta seguridad que nos permite atender cualquier circunstancia con rapidez y eficiencia.

    Estaremos a su lado en todo momento para acompañarle y resolver cualquier duda, y mantendremos informados a sus acompañantes de cómo ha ido la intervención.

    Probablemente le recomendaremos que pase una noche en el hospital bajo la atención de las enfermeras de la clínica.

  3. El postoperatorio

    Las primeras horas después de la intervención estará en la cama con la cabeza elevada para minimizar la posibilidad de que haga un edema y se produzca inflamación en los tejidos afectados por la operación.

    Muchas veces hay que hacer un taponamiento nasal, que se retira entre 1 y 4 días después de la intervención.

    Le daremos antibióticos para evitar posibles infecciones. Si es necesario, le recetaremos algún calmante y/o antiinflamatorio.

    Es probable que le recomendemos hacer dos sesiones de Medicina China con acupuntura o ventosas en los 10 días posteriores a la intervención. Esto permitirá reducir el edema y el hematoma, acelerando el proceso de recuperación de forma notable.

    La acupuntura es especialmente recomendable para los pacientes que crean fibrosis cicatricial después de la operación de Rinoplastia. La fibrosis cicatricial es un endurecimiento del tejido de la nariz debido a la naturaleza de la piel de algunas personas.

  4. La recuperación

    El ritmo de recuperación de una operación de nariz depende de diversos factores, como la edad de los pacientes o el tipo de intervención.

    Después de una cirugía funcional, generalmente al cabo de 10 días se puede retomar la actividad cotidiana con cierta normalidad.

    Después de una rinoplastia estética, se debe contar entre 1 y 3 semanas para poder hacer vida normal.

    Para agilizar la recuperación y optimizar los resultados de la operación, en muchos casos recomendamos hacer una rehabilitación respiratoria a través de nuestro Taller de Oxigenación.

¿Quiere ver algunos casos clínicos?

¿Tiene preguntas? ¿Necesita más información? Póngase en contacto con nosotros o solicite una cita y le atenderemos con mucho gusto.