Salud nasal en enología, gastronomía y perfumería

Profesionales y aficionados a la gastronomía, la enología o la perfumería necesitan tener el sentido del olfato en condiciones óptimas. Una revisión general del órgano nasal permite detectar y evitar muchos problemas de olfato y gusto.

Si el sabor de la comida, el olor del vino o la distinción de los perfumes juegan un papel importante en su vida, asegúrese que respira bien y que tiene el sentido del olfato en perfectas condiciones.

¿Qué rol juega la salud nasal en la gastronomía, la enología o la perfumería?

A través de la respiración se estimulan las células olfativas que hay en el techo de la nariz. Si hay algún tipo de oclusión nasal, el estímulo mengua, y la capacidad olfativa disminuye o se altera.

La disminución del olfato acostumbra a ser gradual, cosa que hace que sea difícil de percibir. Mucha gente cree que tiene un sentido del olfato adecuado cuando en realidad es deficiente.

Para gozar de la buena comida, sacarle el máximo provecho a una cata de vinos, o percibir claramente los matices de diferentes perfumes es necesario que la nariz esté en perfectas condiciones./p>

Diversos problemas nasales pueden generar una disminución o alteración del olfato:

  • obstrucción nasal: si el aire no llega adecuadamente al epitelio olfativo, no se pueden percibir los olores correctamente
  • desviación del tabique nasal: cuando el tabique nasal está deformado puede crear una inflamación que hace menguar el olfato
  • hábitos respiratorios inadecuados: muchas personas respiran mal sin saberlo. Los malos hábitos de respiración pueden generar una atrofia por desuso o mal uso del nervio, y a menudo empeoran la agudeza olfativa
  • constipados frecuentes: si está constipado a menudo, el olfato pierde facultades
  • tabaco: fumar perjudica la sensibilidad de los olores y los gustos

Las alteraciones del olfato conllevan casi siempre también alteraciones en la percepción del gusto.

¿Qué me aporta la Clínica Rinològica?

En la Clínica Rinològica estudiaremos exhaustivamente su salud nasal.

El reconocimiento médico consiste en:

  • una revisión exhaustiva de la vía respiratoria y olfativa para detectar o descartar patologías
  • un estudio para valorar el grado y agudeza del olfato
  • pruebas específicas según cada caso, si es necesario

Si detectamos problemas, o vemos que su grado de olfacción podría mejorar, le ofreceremos un tratamiento personalizado para que pueda rendir y gozar al máximo de actividades relacionadas con el olfato y el gusto.

Hay diferentes maneras de intensificar y corregir la función olfativa:

  • tratamiento médico y/o quirúrgico para solucionar un problema de obstrucción nasal
  • tratamiento con zinc para mejorar la capacidad olfativa
  • Taller de Respiración y Oxigenación para aprender a respirar por la nariz adecuadamente y mejorar el estímulo del bulbo olfativo. Esto le permitirá sacar el máximo rendimiento de su capacidad olfativa.
  • Taller para gestionar el estrés. Saber regular el estrés ayuda a respirar mejor y, en consecuencia, a optimizar el olfato.
  • uso de terapias complementarias para reforzar el sistema inmunitario y evitar constipados frecuentes
  • ejercicios de memoria para estimular, intensificar y recuperar el olfato

El consumo de tabaco disminuye muy significativamente la capacidad olfativa. Si quiere gozar al máximo del sabor de la comida, del aroma del vino o el olor del perfume, es importante que deje de fumar. El Taller para dejar de fumar le puede ser muy útil.

Si tiene cualquier duda, póngase en contacto con nosotros. Le atenderemos con mucho gusto.

¿Quiere solicitar una cita? Intentaremos darle hora rápidamente.