Alteraciones del olfato y el gusto

Las alteraciones del olfato y el gusto pueden afectar mucho nuestras vidas. En la Clínica Rinològica sabemos cómo tratarlas.

Los trastornos del olfato y el gusto tienen un gran impacto en la vida social de quien los sufre. Hay diferentes tipos de desordenes sensoriales:

  • alteraciones o disminución del olfato (hiposmia)
  • disminución de la capacidad de saborear sustancias dulces, agrias, amargas o saladas (hipoageusia)
  • pérdida total del olfato (anosmia) y/o del gusto (ageusia)
  1. ¿Reconoce alguno de estos síntomas?

    Es importante que vaya al médico si…

    • no percibe olores que los otros sí que notan
    • percibe olores que los otros no notan
    • percibe un olor de forma predominante respecto a las otras
    • nota determinadas olores débilmente
    • no nota el sabor de ciertos alimentos

    Como los trastornos del olfato y el gusto raramente constituyen una amenaza para la vida de las personas, muchas veces no se les presta la atención médica adecuada. No obstante, pueden ocasionar un despido laboral, un accidente mortal o enmascarar una enfermedad grave.

  2. ¿Cuáles son las consecuencias de las alteraciones del olfato y el gusto?

    Una alteración en el olfato o el gusto disminuye la calidad de vida a diferentes niveles, y puede tener consecuencias graves. Una pérdida parcial o total del olfato puede:

    • disminuir la capacidad de detección de peligro (escapes de gas, incendios, alimentos en mal estado, gases tóxicos, etc.)
    • crear tristeza, depresión, ansiedad, obsesiones
    • disminuir el hambre y a la larga generar malnutrición
    • disminuir el estímulo sexual
    • contribuir en la pérdida de la evocación de recuerdos y emociones vividas
    • generar problemas sociales debido al mal olor corporal
    • provocar una preocupación exagerada por la higiene habitual (inseguridad y manías)
    • disminuir las oportunidades laborales de ciertos colectivos: gastrónomos, enólogos, sommeliers, bomberos, etc.
  3. ¿Qué causa las alteraciones del olfato y el gusto?

    La causa más común de las alteraciones del olfato y el gusto son los procesos alérgicos y catarrales, ya sean de origen vírico o bacteriano.

    Otras causas son:

    • desviación del tabique nasal, tumores, o traumatismos nasales
    • infecciones por virus, bacterias o hongos
    • problemas neurológicos (tumor cerebral, enfermedad de Alzheimer o de Parkinson)
    • cambios hormonales típicos de la menopausia, la menarquia o el embarazo
    • problemas psiquiátricos y psicológicos: esquizofrenia, trastorno bipolar
    • el uso de algunos medicamentos como los sprays nasales o los anticonceptivos orales
    • el consumo de sustancias tóxicas: tabaco, alcohol, cocaína, inhalantes, contaminación ambiental, abuso de perfumes
    • la exposición a productos químicos (ácido cianhídrico), como disolventes o insecticidas, vapores, polvo, humo.
    • envejecimiento
    • enfermedades inmunológicas, metabólicas o endocrinológicas
    • postcirugía
    • tratamientos de radioterapia
  4. ¿Qué podemos hacer por usted?

    Podemos estudiar exhaustivamente las causas de la alteración del olfato y el gusto y buscar la mejor solución.

    La historia clínica y la exploración física son esenciales para un correcto diagnóstico. Cuando es necesario, hacemos exploraciones complementarias, como Olfatometría, Gustometría, TAC, TM, Radiografía y exploraciones neurológicas completas.

    Le plantearemos el tratamiento más adecuado para su caso.

    Según el diagnóstico, la solución puede implicar:

    • tratamiento médico de las causas que provocan la alteración
    • tratamiento farmacológico de acuerdo con su sintomatología
    • un cambio de hábitos: evitar el consumo de alcohol y/o de tabaco
    • cirugía
    • terapias complementarias: suplementos dietéticos y naturales; tratamiento psicológico; talleres y programas específicos.

Si tiene cualquier duda, póngase en contacto con nosotros. Le atenderemos con mucho gusto.

¿Quiere solicitar una cita?